Últimamente he estado pensando en el blog, estoy tratando de acostumbrarme a hacer mini-entradas desde hace un tiempo pero aún así me cuesta ponerme. He pensado alguna vez en cerrarlo y olvidarme de él pero tras un tiempo reflexionando he comprendido una cosa, este no es un blog de algún proyecto que haya finalizado, es un blog personal que se va a adaptar al 100% a mí. Sí, he tenido etapas donde he podido ofrecer contenidos originales que interesan a un sector más amplio pero también he tenido etapas con un blog más reducido y dedicado a amigos y gente que lo encuentre por casualidad.

Hay tres simples razones por las que no voy a borrar ni parar completamente el blog, la primera es que sus entradas pueden resultar de ayuda a alguien. La segunda es que estoy seguro de que llegará un momento en el que me encuentre con más tiempo y ganas de escribir. Y por último pero no menos importante, este blog me representa, es un cuaderno público donde quedan reflejados mis intereses, sucesos de mi vida y mi cambio con el paso de los años; muchas veces rebusco en el archivo porque es como mirar un álbum de fotos pero mucho más completo.

Seguiré intentado practicar el micro-blogging y ya veremos qué pasa, igual funciono así un tiempo o igual se me ocurre darle una orientación totalmente diferente una temporada, lo que está seguro es que aunque a veces pase una semana sin publicar nada sigo estando aquí.

Por cierto, esto ha sido la entrada 600 del blog, se dice pronto ...

2 comentarios:

Raúl dijo...

600 ya? Enhorabuena Luis!
La verdad es qe cerrarlo sería un gran error, esto es un almacén de cosas bastante útiles! Jaja
Un saludo! ;)

Luis Díaz Peralta dijo...

Hombre, no sabía que te seguías pasando por aquí.

Lo de cerrarlo fue algo que se me pasó por la cabeza y que, al igual que otras opciones, sopesé un tiempo pero coincido contigo en que esto se queda abierto.

Un saludo