Hoy me he pasado alrededor de 30 minutos navegando por la red sin decidir de que hablar hoy, al final he visto que se me hacía tarde y he decidido poneros este artículo de curistoria, un blog sobre curiosidades históricas muy interesante y que os recomiendo a todos.



El atbash es un método criptográfico muy sencillo utilizado por los hebreos para escribir mensajes secretos. Tan sencillo es que simplemente se trata de invertir el alfabeto original y sustituir cada letra por la que esté en la misma posición en el alfabeto invertido. Para dejarlo todavía más claro lo explicaré usando nuestro alfabeto: La A se sustituiría por la Z, la B por la Y, la C por la X…

Según parece, los caballeros templarios fueron usuarios de este método criptográfico. Cuando fueron procesados y la orden fue desmantelada, una de las cuestiones que se utilizaron en su contra fue su adoración de “Baphomet”. No se sabía muy bien qué o quién era pero se tomó como un ídolo o dios al que adoraban. Esta causa, junto con otras tan claras o tan “oscuras” como esta, acabaron con la Orden del Temple.

Algunos estudios posteriores han demostrado que si se aplica el atbash a la palabra “Baphomet”, resulta la palabra “Sofía”, que en griego significa “Sabiduría”. Como otras tantas cosas relacionadas con los templarios deberían ustedes tomar esta historia de hoy con cierto escepticismo.
Además, hoy para despedirme (Mañana toca LFG) os dejo una frase de un personaje de "Cómo conocí a vuestra madre", para quien vea la serie se trata de Barney, un saludo.

Barney: Karate Kid es una película grandiosa. Es la historia de un joven entusiasta del karate, cuyos sueños y valentía lo llevan hasta el Campeonato de Karate de Valle. Por supuesto, tristemente, pierde la ronda final contra ese friki. Pero aprende una importante lección sobre cómo aceptar la derrota con elegancia.

Lily: Espera, cuando viste Karate Kid, ¿apoyabas a ese rubio malvado?

Barney: No, apoyaba al escuálido perdedor de New Jersey que apenas sabía karate. Cuando vi The Karate Kid, yo apoyaba al “karate kid”. Johnny Lawrence del dojo Cobra Kai.

2 comentarios:

Señor X dijo...

jajajaja te ha gustado la frase de karate kid, eh? xD

RamiFede dijo...

es ben sabido que los templarios que se declararon culpables de ese tipo de cosas, fueron torturados para que lo digan.