La vida no es perfecta, no es ningún misterio; por suerte o por desgracia vamos pasando por altibajos de manera constante,¿quiere decir esto que seamos desdichados e infelices? A mí me gusta pensar que no.

Es cierto que hay momentos en los que, por unas razones u otras, nos importa un comino si el mundo tiene millones de maravillas que ofrecernos, si podría haber sido peor o si hay alguien más desafortunado que nosotros; es normal. No hay una fórmula mágica para pasar estos largos momentos aunque suele ayudar tener a mano a los amigos.

La clave es resistir y seguir adelante, pensando que, con suerte, llegará el día en el que te acuerdes de todas estas cosas y te preguntes como te pudiste comer tanto la cabeza con semejantes tonterías.

¿Qué quiero decir con todo esto? La verdad es que no gran cosa; más que nada es una reflexión personal tras un día "no muy bueno" que quizás consiga que un lector que está con la moral baja vea las cosas de otro modo.

Porque la vida es así, unas veces se gana y otras se aprende.

Un saludo a todos

3 comentarios:

Tomás D. M. Podio dijo...

¡Bravísimo! Este era el punto que le faltaba a tu blog. ;D

Señor X dijo...

El blog de Luis se ha convertido en las Memorias de Luis? XDD

Mira Tomás cómo se alegra de tu desgracia... si es que, tener amigos pa esto... jajajaja

Venga ánimo, aunque tú tienes buena mentalidad y sabes pasar por estas cosas

Tomás D. M. Podio dijo...

¡Pero qué tonto que eres SEÑOR X! xD ¿Cómo me voy a alegrar yo de las desgracias de Luis? xD Sólo me parece bien que Luis escriba algo profundo sobre sí mismo.