Hoy presentamos la novedad de los miércoles(Sé que esto ha sido publicado el Martes por la noche pero mañana no tendré tiempo de escribir así que lo dejo ya), y es que Tomás ya no va a estar sólo en el día literario, a partir de ahora Sara López escribirá también para el blog los Miércoles sólo que ella no escribe poesía.
Para más información sobre Sara podeis ver su perfil de blogspot y sus otros blogs.
Igual que al principio decía que no había que ver la poesía que escribía Tomás con la que solemos ver aquí os pido lo mismo, Sara escribirá microrelatos, son historia muy cortas (parece fácil pero cuando te pones cosas tan cortas cuestan que salgan bien) que tras una primera lectura quizás os dejen un poco indiferentes, en ese caso releerlo con más detenimiento.
También quiero dejar claro que no se puede comparar uno con otro ya que son dos estilos diferentes y es como comparar una manzana con una pera, se parecen en que son frutas y poco más.
Y ya sin más comentarios os dejo lo que han escrito:

Tomás Mora Podio- Sin Título:


Alguien vive en mi,
huésped sin nombre,
caminando en mi alma
por pasillos devastados
de olvidados recuerdos,
que camina sin timón,
navegando en la sin razón
de un mar en el desierto.

Cuando la muerte venga en su calesa,
yo esperaré al olvido,
sentado en un rincón,
donde sólo estaré yo,
jugando al ajedrez con piezas de cristal,
viendo pasar el tiempo delante de mí,
sin comer ni beber, sólo jugando,
y sólo seré el olvido,
del jaque permanente a la vida,
olvidando lo que Dios puso en mí un día,
esa alegría con la que grité a la tristeza:
Jaque mate.
No tendré sed, pues mis lágrimas me ahogarán,
y no recordaré nada que no sea tu rostro.
Ése será mi castigo,
vencer al recuerdo y no poder olvidarte.
No tendré miedo, pues nada podrá herirme,
no caminaré pues no tendré a donde ir,
no hablaré porque nadie podrá escucharme,
no veré la luz porque estaré en la oscuridad,
no seré nada porque antes era por ti.
Sólo seré un espacio entre dos párrafos de tu vida.
Un recuerdo que cayó en el olvido.
Un fantasma del olvido y del pasado.
Entonces, sólo podré recordarte.


Sara López- El vendedor de tiempo

- Ya lo he decidido, mamá. Ya sé lo que quiero ser de mayor. - dijo Héctor.

- ¿De mayor? Pero hijo, si aún te quedan muchos años para ser mayor. No te pongas a pensar en lo que quieres ser, simplemente sé lo que quieras en este presente.

- Está bien, pues entonces voy a ser vendedor de tiempo.

- ¿Vendedor de tiempo? ¿Cómo es eso?

- Mamá, es muy sencillo. Últimamente, en el colegio no hablamos de otra cosa. Muchos amigos dicen en clase que no hablan con sus padres, que ellos siempre están trabajando y preocupados por muchas cosas, y que no tienen tiempo de conversar con sus hijos.

Por eso, yo he pensado en ayudarles, y si les vendo un poquito de tiempo a sus padres, podrán hablar más con ellos. Al fin y al cabo, yo tengo muchísimo tiempo, y me sobra para hablar con vosotros.


Espero que os hayan gustado, mañana más.



2 comentarios:

Nes" dijo...

Me ha gustado el micro relato, Beinvenida Sara.

Vededor de tiempo, que ocurrente el niño

je,je.

Sara López dijo...

Muchas gracias, Nes. Será un placer sorprenderos con microrrelatos de este estilo.
Besos!